top of page
  • Foto del escritorEnrique Serna Mondragón

Da San Juanito especial bienvenida a temporada de vendimias en Querétaro  

El inicio de las vendimias 2024 en San Juanito, fue un momento excepcional entre buenos amigos y excelentes vinos, producidos por un viñedo joven pero que a base de trabajo constante y dedicación a la tierra y a la fruta, han conseguido posicionarse entre los más premiados del mundo.   
San Juanito

Texto y foto: Enrique Serna, @ESernamx 

 

Nos recibió un clima ligeramente más frío que templado, propicio para recorrer el viñedo con calma sin el calor agobiante; por breves momentos nublado y fresco, en el ambiente se dejaba sentir la frescura de la tierra que amorosamente nutre las vides con ese particular sabor del bajío mexicano, aquel que sólo dan las faldas de la Peña de Bernal, una de las regiones más afortunadas para la producción de los buenos fermentados.

 

San Juanito

San Juanito es un viñedo muy joven; no llega a las dos décadas y ya es reconocido por sus vinos, que superan ya el centenar de medallas en varios de los concursos internacionales, donde se han medido con las mejores bebidas del mundo. 

 

Con una espléndida vista del mítico monolito bernalense, San Juanito es también el lugar donde se inició la temporada de Vendimias 2024 en Querétaro, que concluirá hasta septiembre. Apenas llegamos agasajamos los sentidos; sin molestar, tímidamente cálido, el sol de media tarde hacía brillar las vides bajo el cielo que, sin importar las nubes dejaba ver un azul intenso que daba al escenario un toque de embeleso sin igual, evocador.


San Juanito

Dicen que el mejor lugar es el que hace sentir a gusto, donde solazarse sin prisas y complejos, como el modesto sibarita que no desdeña los pequeños detalles, esos que parecen imperceptibles a las superficiales miradas. Con la bucólica esencia esparcida por un vientecillo que apenas acariciaba las mejillas compartimos el primer brindis; el Amanecer tinto de San Juanito combinó bien con los sápidos quesos y jamones, pero maridaba mejor con el sublime aroma de aquella piel, que con silente complicidad el viento me compartía como un secreto marrón que, a cada trago, escurría por la entrepierna de la copa. 


San Juanito

A paso calmado, sin acelerar el reloj decidimos consagrarnos al regocijo del momento y emprendimos senderos gastronómicos poco explorados. Descubrimos un platillo insignia del mar que puede también prepararse con cerdo, el ceviche, magistralmente maridado con un Malbec reserva 2017 de inigualable factura. US Pork, fue el sponsor de una singular cata en la que también se fundió un bien logrado lomo adobado, con otro tinto Malbec reserva 2021 reposado por 13 meses en barrica, lo que le aporta una sutiliza extraordinaria. 

 

La tarde transcurría parsimoniosa, como si tuviera el deseo de nunca terminar; entre música, sonrisas y ese olor campirano a leña quemada dimos un breve paseo entre los viñedos, nos dimos un tiempo para deleitar la mirada con la Peña de Bernal, en tanto, los hornos de piedra dejaron escapar la italiana esencia de pizza deliciosamente gratinada; una vez más nos preparamos para paladear exquisitas viandas. En otro instante y como dorado broche, acordes ibéricos se dejaron escuchar sutilmente en espera del ballet Flamenqro, cuya brillante escenificación arrebató aplausos y suspiros entre los asistentes; a nosotros, no nos quedó más que sumergirnos en la voluptuosidad del instante. 


San Juanito

Uno a uno, se consumieron los minutos ante el implacable ocaso que sin miramientos caía frente a nuestros ojos ahítos de belleza, en la mirada nos quedó un debilitado sol que sin éxito intentaba esconderse tras una enramada, antes de irse a dormir con un arrullo sincopado.


San Juanito

Así nos despedimos de San Juanito con un muy grato sabor en la boca, con el deseo de conservar el recuerdo y revivir el momento.    

6 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page